IMAGINATION
FREE SPEECH
MASTER MIND
10 YEARS AFTER
LIFE NEWS
ART LIFE
LIFESTYLE
FINE ART
PASSION PLAY
COMMUNICATION
SIGLO 21
WINDS OF CHANGES
PERCEPTION
STUDIO 1
STAGE TIME
ART DEALER
HEARTBEAT
ART MAKER
JOURNAL
THATs LIFE
AFTER MIDNIGHT
THE MASTERPIECE
DELICIOUS SILENCE
WEEKEND REPORT
VISIONS
ART EXPRESS
PICASSOs AFFAIR
FINE ARTS
B B ALBUM
AMSTERDAM
ARTE FACTOS
Experto en Arte
EXPRESO
NUEVA ERA
ART REVIEWS
ARTES PLASTICAS
NEW SOLUTIONS
SPIRITUAL LIGHT
BELIEF GENERATOR
TEEN TIMES
LIVING JOY
STAIRWAY TO HEAVEN
SPACE
NIGHT GOSPEL
INTUITION
NIGHT WITS
MIND EXPLORER
ART METAPHORS
FREE
VISUAL ARTS
LIVE
NEW LINE
ATLANTIS
PORTRAIT
COLORS UPDATES
BURNING FLAME
NEW ERA
TRIAL BY FIRE
ONLINE
ART TIMES
 

CONTACT

LINKS

   

EXPRESO

Antonio Pessoa
Mundo Galicia

Coincidiendo con la exposición de pintura de Antonio Pessoa en el Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Galicia-Delegación de Pontevedra, Vicente Fernández Lago (administrador de la Obra de Pessoa) y el artista, eleboran los primeros planes de un interesante Proyecto intitulado Celtic Galicia-Culture, Myths and Legends ( Galicia Celta-Cultura, Mitos y Leyendas), cuya principal función es la de promocionar a través de la Obra Plástica, la cultura y tradiciones gallegas en Europa y Estados Unidos. Antonio Pessoa, que desde mediados del año 2005 ha adoptado una línea contemporánea caracterizada y enriquecida por un amplio abanico de nuevas posibilidades cromáticas según un concepto de fuentes estéticas innovadoras dentro de un inmenso escenario de belleza básicamente metafísica y abstracta, ha indudablemente logrado el desarrollo de un nuevo estílo enfocado a la expresión plástica según los modelos y las tendencias más vanguardistas de hoy dia. Los elementos visuales aparentemente de inspiración casi futurista, que les confiere una calidad y un lenguaje en que el movimiento, ficción y el decorado misteriosamente ilógico y hasta absurdo, acaban por resultar un espectáculo de fascinante ambigüedad de donde brota precisamente un pensamiento filosófico y una visión critica, logrando establecer exitosamente un interesante juego de comunicación entre la obra plástica y el público. A lo largo de los tres últimos años, a través de un proceso de valiente revolución estética, un intenso y productivo periodo de trabajo una vez más protagonizado por el artista, ha adelantado la últimas tendencias del arte contemporáneo, forjando una llamativa formula visual totalmente a la altura de toda una nueva generación de coleccionistas de arte y por consiguiente reflejando un nuevo y ampliado concepto estético, saber artístico, identidad cultural y una información general que van empezando a cuestionar seriamente los enfoques tradicionales del panorama global de las convergencias y divergencias de la ya vieja escuela del llamado Arte Moderno. También, inevitablemente, a lo largo de estos últimos tres años, la Obra de Antonio Pessoa se ha cotizado enormemente, tanto sus más recientes producciones artisticas como la ya casi mitológica obra de Galicia, internacionalmente más conocida como The Romantic Period (La Época Romántica). Logicamente, también es por ello que a Vicente Fernández le reconforta y le tranquiliza el haber acertado con un Proyecto que desde 1997 ha de hecho avanzado a una velocidad sorprendente y en los años recientes ha dado un auténtico paso de gigante en todos los aspectos, hacia una consagración global especialmente significativa. Jorge Castillo, Antonio Pessoa y Alfonso Costa, sin lugar a duda los tres artistas vivos que mejor representan Galicia en el mundo ahora mismo, aunque siguen trayectorias radicalmente distintas, han optado por una amplitud de acción y expansión, saltandose la tradición y abierto possibilidades realmente únicas que de una forma u otra acaban por tener como objecto la promoción de los aspectos más relevantes de la cultura gallega a escala internacional. Antonio Pessoa, quizás el más polémico y mediático de los tres, indudablemente debido a su desconcertantemente natural y indomable tendencia a la escenificación y protagonismo más allá de los confines del taller artistico y de la comunidad local de su vida social, es muy probablemente la mayor esperanza para la plástica y cultura del país Galicia en lo que se refiere a su difusión dirigida al público más erudito de los cinco continentes del planeta. La idea Galicia Celta - Cultura, Mitos y Leyendas, surge por vez primera en Barcelona, 2004, durante una velada navideña en el Hotel Fiesta Caspe, en que Jacob Kotsky y Antonio Pessoa coinciden en un interesante proyecto de crear una amplia colección pictórica basada en temas tradicionales gallegos pero que desta vez acompañada con titulos y textos en inglés, obviamente dentro de un concepto de divulgación internacional de una cultura maravillosa no obstante todavia y desafortunadamente perdida en el tiempo y en el espacio. Antonio Pessoa da comienzo a sus primeros bocetos en mediados de 2005,sin embargo, como se ha verificado, teniendo que interrumpir el proyecto temporalmente, debido a la gestión de su agenda profesional y a su proyecto contemporáneo universalmente conocido como la Nueva Era. Solo dos años después, Antonio Pessoa se decide proponer la idea a Vicente Fernández, que a pesar de haberle parecido un proyecto genial, un poco apurado por tanto darle vueltas a un conjunto de situaciones relacionadas con su vida cotidiana, ha sido forzado a postergar el proyecto para otro momento, el cual paciente y curiosamente sigue esperando por su entusiasmo y imprescindible colaboración. No obstante, mientras tanto, el artista no para y sigue, sumando puntos para el desarrollo de esta nueva era de puro arte contemporáneo, creando un poderoso vínculo entre la expresión plástica de vanguardia y toda una nueva generación de público, coleccionistas y todos los millones y millones de aficionados al siempre maravilloso y exquisito universo de las Bellas Artes. Con el paso del tiempo y las breves horas de ocio que Vicente Fernández va permitiendose el lujo de disponer...es francamente probable que se entretenga a sopresar los pro y contras del proyecto Galicia Celta-Cultura, Mitos y Leyendas, ya que además de que la voz de su instincto le hable desvendando las multiples posibilidades de éxito y beneficio inmediatos, seguro que total le encantaria sobremanera el saber y tener el gusto de ver para creer que de hecho el artista, al fin y al cabo,y particularmente entonces una vez más involucrado en plasmar sobre lienzo su visión imaginativa y su interpretación profunda del alma de Galicia, indudablemente le aportaria puntualmente dozenas de unidades pictoricas basadas y inspiradas en su temática favorita de la Plástica Gallega. ¡ Gaiteiros! Aunque Laxeiro y Xaime Quesada hayan de hecho pintado el alma de Galicia como Dios, la cuestión que realmente aqui se coloca es la posobilidad más que probable, por mil y una razones, de que Antonio Pessoa vaya bastante más allá, no superando a los dos grandes maestros gallegos, sino manipulando ese engrenaje de comunicación a escala mundial, de forma a que de una vez por todas efectivamente la Cultura Gallega llegue con poder erudito y presencia soberana a una área llamada Europa-America, donde el extremo noroeste de España todavia sigue siendo tan solo el extremo noroeste de España. ¡ Un dia del hombre erudito es más grande que un siglo del ignorante ! En este sentido, no es de extrañar que tanto el artista como Vicente Fernández hayan sobrevivido a través de los años con la tenacidad, paciencia, valentia y imaginación, esa combinación que siempre y puntualmente hace la diferencia entre la derrota y la conquista de la felicidad interior, lo más importante como para sacar lo que sea adelante, el amor, la vida y el arte. El proceso de transformar la pintura en un espectáculo emocionante, novedoso y con un montaje atractivo tanto para coleccionistas de arte, curiosos aficionados y público en general, traduciendo sentimientos elocuentes que solo la expresión artistica logra transmitir, encendiendo el fuego interior del que contempla, instinctivamente entiende y disfruta... ...ha sido y sigue siendo una aventura maravillosa para toda la vida, protagonizada por todo un equipo de colaboradores del artista que en los momentos más dificiles y complejos han sabido mantener los pies en la tierra, los ojos abiertos, la cabeza alzada y como manejar la fuerza del pensamiento positivo, estipulando la promoción de la Obra a través de una dinámica de comunicación, de pleno acuerdo y en sintonia con las percepciones y valores en nuestros tiempos de globalización, instantaneidad, cambios drásticos y corrientes impredicibles. Afortunadamente, uno de los aspectos más positivos que de hecho caracterizan la personalidad de Antonio Pessoa, es todo un conjunto de virtudes cognitivas y motivacionales cuya naturaleza se basa en un intrinseco espíritu de profesionalidad y entusiasmo en el trabajo que implica el empleo de capacidades como disciplina, eficacia, puntualidad y una profunda y sana relación con el cotidiano ante las adversidades inherentes a cualquier actividad cuyo compromiso siempre acaba por abarcar una relevante posibilidad de riesgo. Ante esta realidad y forma de pensar y actuar del artista, su reputación se ha asumido y se ha consagrado por si misma, generando credibilidad y la necesaria continuidad a este proceso de Arte y Comunicación. Por consiguiente, a lo que a Galicia Celta-Cultura, Mitos y Leyendas se refiere, Vicente Fernández y todos nosotros, estamos en convergente sintonia, seguros de antemano del éxito del Proyecto ya que una vez que el artista embarca en un objectivo esmeradamente seleccionado y impulsionado por motivaciones estructuralmente sólidas y cuerdas, pura y simplemente, para atrás... ni para coger impulso. Efectivamente. Estas (y otras) cualidades del artista como la determinación, vitalidad, persistencia, capacidad de trabajo, poder de decisión, una indomable tenacidad y su tradicional inquebrantable confianza en sí mismo, se han vuelto además un mito entre todos los que con el de una u otra forma comparten y colaboran y hasta dentro de todo un ya amplio abanico de coleccionistas de arte, colegas artistas, galeristas, criticos de arte y público en general. Esencialmente ahora todo depende de la integración animica de Vicente Fernández, hombre pilar imprescindible en todos los grandes proyectos del artista, tanto en la organización general como en la preparación de un equipo especifico para una tarea especifica. Vicente Fernández, de hecho ha demostrado a lo largo de los últimos diez años una extraordinaria capacidad a nivel de relaciones públicas, administración de recursos humanos y a la vez abarcando con extremada devoción toda la gestión relacionada con el proyecto internacional de Antonio Pessoa. Antonio Pessoa Art Gallery, es otro proyecto ambicioso, imaginado, pensado y elaborado por el critico de arte, biógrafo y amigo intimo del artista y Vicente Fernández, que una vez más incorpora la idea sistemáticamente siempre presente,de Galicia en el Mundo, ya que en su boceto inicial tendria la ciudad de Vigo como patio de operaciones. Antonio Pessoa Art Gallery, a pesar de ser un anglicismo, es, sin embargo, un anglicismo más que conceptual, de hecho un anglicismo estratégico, definiendo a la vez el artista como simbolo de una cultura y Galicia divulgada llamativamente a escala mundial. Hoy por hoy, de hecho tanto el artista como Vicente Fernández, siguen ponderando seriamente sobre esta excelente maniobra culturalmente estratégica y diplomaticamente universal, fruto del pensamiento erudito y veterano en fenómenos artisticos de caracter internacional, como efectivamente el del critico de arte Jacob Kotsky. Esta politica de comunicación dinámica que se pretende establecer entre la cultura gallega y el Mundo, desde 2002, ha intervenido puntualmente en varios sectores del proyecto contemporáneo Antonio Pessoa, hasta ahora provocando multiples reacciones y conclusiones expresivamente positivas. Jacob Kotsky, con la genial idea de Antonio Pessoa Art Gallery ubicada en principio en la hermosa ciudad de Vigo, instintivamente ha procurado de alguna forma, recuperar el valor de raíz de la Obra del artista en Galicia, una vez más buscando nuevos recursos dentro del inevitable contexto Obra Pessoa - espectador universal y Galicia en el Mundo. Vicente Fernández, entre su identidad como gallego y vigués, y su legitima subjetividad ante la interpretación de un proyecto además de novedoso, revolucionario en todo su dibujo y arquitectura, poder comunicativo,grafismo mediático,pero a la vez implicando un juego algo complejo de participación de intereses a nivel local y hasta peninsular; sigue estudiando los diferentes tipos de soluciones sobre como manejar, con rigor y total sentido de responsabilidad, los medios técnicamente más viables y hasta alternativos como para sacar adelante un proyecto sin lugar a duda con enorme capacidad y estructura cultural, artistica, comunicativa y universal. Desde una perspectiva global, de alguna forma u otra y en términos de futuro, no cabe duda de que, ocurra lo que ocurra,el concepto Galicia en el Mundo siempre estará conectado al proyecto del artista. Esta relación, la cual debemos verla positivamente entendiendo que es más que inevitable la continuidad de este fenómeno, por mil y una razones, todo un conjunto de circunstancias, familiares, culturales, afectivas, profesionales, que siempre harán referencia a un país (lengua y cultura), el cual estará siempre decisivamente predestinado a tener de hecho un papel sumamente importante, prestigioso y relevante en el sello, marca y epicentro del proyecto artistico internacional llamado Antonio Pessoa. Cosechamos infaliblemente lo que hayamos sembrado. En este sentido, y también porque el trayecto profesional del artista desde mediados de los años noventa hasta ahora asi lo ha demostrado, remarcando un estilo de vida, glamoroso y contemporáneo, pero, sobre todo un modelo ejemplar de dinamismo y un desarrollo productivo, solo comparable a Pablo Picasso. En la última década del siglo xx, Antonio Pessoa, de hecho obtiene su gran victoria pictórica en Vigo, y allí emergió el extraordinario fenómeno globalmente conocido como The Romantic Period ( La Época Romántica ). Inevitablemente, las repercusiones de esta super acción creativa inmediatamente logran instalar el mito del artista como uno de los símbolos más impactantes y meteoríticos del escenario del arte contemporáneo. Desde el punto y hora en que Pessoa se instala en Barcelona, expertos y criticos de arte empiezan a analisar seria y detenidamente las evidencias de la indiscutible magnitud de la propuesta laboral, creativa y absolutamente innovadora del artista, sus exquisitas cualidades y su tremendo potencial de comunicación a través de la expresión plástica contemporánea. El panorama global de la Época Romántica, como es sabido, tiene como inspiración de base y escenario predominante, Vigo, Galicia, sus gentes, su plástica, cultura, mitos y leyendas. Creativamente constructiva y técnicamente completa, las mil y una versiones de estilos y posibilidades de la Época Romántica de Galicia, acaba inevitablemente por establecer la estructura que va anteciparse al lanzamiento del nombre del artista a una nueva realidad completamente abierta a su creciente reputación a escala mundial. El protagonismo de Galicia imprescindiblemente asociado a la Época Romántica de Antonio Pessoa, 1997-2002, colaboró decisivamente para lo que es hoy el sólido prestigio que ha alcanzado la vida y obra del artista, una firma, una figura y una Obra que inevitablemente sigue subrayando al concepto Galicia en el Mundo. Fabulista y fabulosa, la cultura gallega ha sido a lo largo de siete alucinantes años de acción directa total en el mágico dominio de las artes plásticas, el alma y la omnipresente protagonista de la más extensa y polifacética colección obra de Pessoa, la cual, entre centenares de óleos sobre lienzo, acrílicos, acuarelas, técnicas mixtas y la ya mitológica compilación de dibujos editada en Tuy, bajo el titulo "El album Blanco y Negro" ( The Black and White album )... se consagra hoy por si misma y con el debido distanciamiento que solo el tiempo logra proporcionar y por consiguiente crear la plataforma analítica adecuada a una visión clara y objetiva de lo que ha sido de hecho la indiscutible magnitud de la Época Romántica. Entre todos los multiples proyectos en agenda del artista Antonio Pessoa, y siempre con el incondicional y cálido apoyo de Vicente Fernándes, más la intensa participación y intervención de todos los colaboradores, como criticos de arte, relaciones públicas, diseñadores web, solidarios admiradores de la Obra y del artista, los cuales puntualmente contribuyen de diversas formas, recursos y modalidades para el desarrollo global del engrenaje comunicativo relacionado con la Obra y la carrera del artista plástico; el Mundo Galicia no solo sigue presente como un modelo imprescindiblemente representativo, sino que su protagonismo sigue aumentando dia trás dia, situandose ahora mismo como una importante referencia de marca, prestigio, de cultura, de inspiración y sobre todo como el epicentro de este proyecto artistico internacional, impulsionado por una obra plástica y por una dinámica de espectáculo y comunicación directamente dirigida hacia un público, más que erudito, ampliamente ecléctico y decisivamente universal.

 

 

//

 
 
 
 
 
Antonio Pessoa
Studio 7
 

Studio 7, el nuevo espacio en el macro taller del artista, abre sus puertas a una nueva odisea de puro arte contemporáneo, una odisea que ahora mismo ya está llena de aventuras plásticas alucinantes sobre papel de acuarela. Es precisamente en este espacio-contexto que el artista se involucra en un proyecto que se estrena según un nuevo concepto táctico de como manchar la superficie dedicada al cultivo de pura magia pictórica desde la realidad, pasando por la metáfora plástica y siguiendo un mensaje estético hasta que se convierta en un potente desencadenante teatro de danza plástica, pensamientos de sueño y de un neo-surrealismo abstracto a partir del automatismo más puro, que solo un artista del calibre de Antonio Pessoa logra crear, volando en su universo de un continuum de no definiciones claras, llenas de poesia y con el sello de un neoplasticismo de cortar el aliento, una sinfonia de artes donde el figurativo desaparece en el llamado agujero-archivo del universo de las últimas vanguardias. En el Studio 7 de Antonio Pessoa, un estruendo de colores y formas evolucionan al compás de un silencio musical a través de increíbles ejercicios de movimiento que insisten y persisten bajo el impulso de un esfuerzo casi gratis, sin embargo rigurosamente técnico y con la soltura automática que solo la veterania de uno de los máximos representantes del arte contemporáneo puede permitirse el lujo. La alegoria abstracto-surrealista se mezcla en la arena del Studio 7, bajo elegantes pinceladas de accion libre dando lugar a una exquisita simbologia onanista y aunque de carácter puramente abstracto, logra generar una percepción extrasensorial en el espectador de lo que esta viendo, visiones agradablemente contradictorias intencionalmente encaminadas hacia la forma metafisica por el artista. Páginas y más páginas de un neo-surrealismo abstracto, pionero, original más allá de las últimas tendencias, mostrando policromatismos inter-relacionados de estilo único y de quien usó la paleta influída por el constructivismo conceptual interesado en resaltar la temática subjetiva de carácter onírico en directa ruptura con la realidad sin límites cronológicos ni influencias repetitivas. Asi es como el movimiento se demuestra andando en el Studio 7 de Pessoa, donde la fascinante lírica de la Nueva Era del artista aparece sobre el papel de acuarela a través del super sincronismo técnico y creativo de un artista líder de una nueva tendencia sin influencia, donde los reconocibles méritos de los grandes maestros del arte moderno, parecen haberse quedado en la transición entre el pasado y el movimiento plástico catalogado. Desde donde surge su propio estilo, eso por ahora es el misterio de Antonio Pessoa, ya que lo más importante, de hecho, es testiguarmos la apariencia fenomenal del carnaval de magia y extrapictórica abstracción que se convierte en obras maestras mientras el polifacetico maestro sigue en la búsqueda del fundamental en la creación del futurismo en la arena del énfasis más avanzado del arte contemporáneo.

 

 

//

 
 
 
 
 
Antonio Pessoa
Agenda
 

Vicente Fernandez Lago y Antonio Pessoa se concentran an los detalles de base como para tanto uno como el otro lograr rapidamente una estabilidad anímica de forma a sacar adelante lo que según todas las probabilidades va a ser uno de los proyectos artisticos contemporáneos más fascinantes y estimulantes tanto para ellos y sus colaboradores, como para las galerias de arte de primera división, coleccionistas de arte de reputación mundial sin olvidar todos los eruditos aficionados y amantes de las artes plásticas. Este es el punto intermedio entre la resignación y el éxito. Es sabido que la resignación mata el corazón mientras no hay mayor esperanza que el éxito en el objetivo más apreciado. Escuelas que piensan, Nación que aprende, indiscutuble sabiduria tiene este refrán, ya que muy lejos de tratarse de ciencia ficción, abarca una metodologia de trabajo de equipo urgente y absolutamente imprescindible a la hora de cortar el hipo de la esperanza sin llama ni fama. Hablando de proyectos, parece ser más y más evidente para todo el mundo que el enorme impacto de las últimas obras de Pessoa, según la línea más contemporánea y dinámica del artista hasta ahora, refleja una sabia gestión del cambio visual que puede gravitar en el futuro como una nueva generación de modelos plásticos de enorme capacidad inventiva y innovadora. Indudablemente, la perspectiva ahora mismo indica que en su conjunto llegara a ser más creadora, imaginativa y notablemente más popular y mediática que la única y magnánima producción artistica de la Época Romántica, 1997-2002. Por consiguiente no es dificil adivinar de que la bueanaventura del Proyecto compartido entre Vicente Fernandez Lago y Antonio Pessoa, depende sobremanera de todo un incentivo cuyo objectivo es impulsar el espíritu inventivo y las capacidades técnicas del artista y experto en arte,de forma a que se conviertan en soluciones y proyectos de acción concreta, una actividad en la que la cuestión de ingenio, creatividad, desarrollo y merecido reconocimiento universal, solo eso puede hacer con que el mecenas del artista logre finalmente cobrar los derechos de todos sus esfuerzos hasta ahora, generando valor para este equipo de dos amigos, cumplices y profesionales, que alcanzará hasta lo imposible una vez llegada la hora en que los dos personajes de la historia establezcan una línea de conducta, estratégia y comunicación, asegurando el éxito de una operación que a lo largo de la última década ha atendido a más de 4.000 coleccionistas de arte y ha logrado una envidiable autonomia en el apasionante potencial del mercado de arte de la Península. Afortunadamente, al contrario de hace diez años ya no se trata tanto de hacer de las tripas corazón, sino de la consciencia global del mundo del arte contemporáneo, el cumplimiento esencial de toda una operación y su puesta en marcha. Vicente Fernandez Lago, reafirmando publicamente de que se divierte tanto como para invertir diez años de su vida, tiempo y energia en la promoción de la obra de Antonio Pessoa, de ninguna manera su épico carisma de líder, mecenas, marchante, relaciones públicas y administrador de toda la plástica del artista, le hace olvidar un camino abierto, un importante y ya consagrado hecho en diversas áreas, sin embargo también dandose cuenta de que mucho ha cambiado, afortunadamente para mejor, pero un panorama distinto en que el concepto de circulación internacional ha ganado suficiente credibilidad como para programar nuevas páginas en la agenda. Por consiguiente, pensar y debatir responsable y libremente, asi es como Vicente Fernandez Lago y su artista visualizan proyectos presentes y futuros como algo prioritario, um amplio abanico de posibilidades que vale la pena actualizar, aplicar, concretar y por supuesto, disfrutar. El mecenas del artista de la Nueva Era, desde hace cinco años ha adoptado el camino de las nuevas tecnologias ofreciendo a su equipo de colaboradores nuevas formas de personalizar la promoción de la obra de Pessoa, dando la bienvenida a nuevas y fantásticas opciones relacionadas al tema de nuevas ideas, conceptos y estratégias, como fundamentos imprescindibles de este proyecto artístico, peninsular, europeo, universal, a sabiendas de que el plan de acción para el siglo XXI, mucho más que atraer a determinados sistemas de acceso dentro del panorama artistico internacional, ya esboza recursos avanzados según la vanguardia cultural y inevitablemente comercial. Si desde el año 2005 la obra de Pessoa ha empezado a vibrar de una forma más que inesperada, espectacularmente impactante, sorprendente dentro de una línea de narración plástica donde más que el mensaje, existe indudablemente un mayor grado de sabiduria visual comunicativa cuya preocupación primordial de expresión artistica ha resultado en un relato muy bien escrito a través de una excelente apuesta en las emociones y en los sentimientos, entablando una conversación Arte-Público, logros de un sexto sentido experimentado que ahora mismo se convirtio en una pelicula de inspiración totalmente contemporánea y hasta futurista, llena de magia y de fuerza, que desconcierta por la falta de lógica, sin embargo que logra sacar a la luz el más representativo triunfo del fenómeno fascinante del misterio del universo interior, alcanzando el alma del enigma humano emocional, a través de un llamativo juego de colores, formas y de un prominente teatro de energia en movimiento y sobre lienzo. Asi que, mientras Antonio Pessoa se adentra y se calienta en un viaje a los confines del universo de la super producción artistica una vez más, Vicente Fernandez Lago, el gran meteorito de la acelerada expansión internacional del artista, manifiesta el impulso de la energia de alguien que tiene ahora mismo un encuentro predestinado con un gigantesco proyecto, un desafio estimulante, una promesa de una perspectiva cada vez más exitosa, sin embargo un juego algo complicado, donde la precisión estratégica, gestión del espacio vital y del tiempo, ampliando horizontes y superando múltiples incertidumbres y obstáculos significativos, sigue haciendo parte de su crecimiento personal como uno de los baluartes indiscutibles de la lirica, empirica y politica promoción artistica internacional, aprendizaje que le coloca finalmente en uno u otro rol y en una u otra esfera del complejo entramado que constituye el mundo de célere y asentado prestigio del arte contemporáneo.

 

 

//

 
 
 
 
Antonio Pessoa
La Obra Maestra
 

Antonio Pessoa surge con un nuevo y interesante concepto de organización estructural, un programa en el que el objetivo general se basa más que todo en una composición funcional asociada a un procedimiento de naturaleza estratégica, acción y efectos. Un estudio avanzado cuyo objectivo principal se basa en el desarrollo y en un sistema de promoción y en una conducta inspirada en un trabajo de equipo bastante dinámico en que el cumplimiento de una misión artistica, comunicativa y universal parece ser una dirección interesante como para sacar adelante un exitoso plan efectivo en el mercado del arte contemporáneo. Vicente Fernandez Lago, administrador de la obra del artista, un ejemplar mecenas de nuestros tiempos, sigue siendo un clásico indiscutible, que apesar de sus multiples discursos, ensayos y conferencias, sigue cumpliendo con el alma de este proyecto, muy a menudo sacudiendo el mundo; sin embargo su confianza y esperanza de seguir contando con un artista de legítimos fines y decidida entrega como es el caso de Antonio Pessoa, le hacen mantener firme siguiendo cursando estudios sobre las últimas innovaciones y tendencias del arte contemporáneo y en especial del progreso tecnológico, estratégico y mediático, como para apoyar los primeros pasos que pueden hacer caminos, abrir vias, si se persiste en una acción por distintos frentes, en un tortuoso e intricado afán de ejercer una dinámica estratégia de inspiración universal... que no perturbe a Dios... y mucho menos al artista! Apurado, a caballo y a galope, entre las Mil y Una Noches y las mil y una cosas, mecenas Vicente Fernandez Lago, a pesar de su libre soltura personal responsable del pensamiento imaginativo sin olvidar sus atributos emprendedores, imaginar el dolor de la aventura trascendental y algo complicada del proyecto Antonio Pessoa, muy probablemente de alguna forme le hace inclinar y acoger con cierto escepticismo cada nuevo montaje de Antonio Pessoa, especialmente cuando se levanta el telón y el panorama que se presenta, aunque interesante y espectacular, más bien le puede parecer una versión beta de las visicitudes de Colón para montar la expedición del Descubrimiento de América. ¡ Vaya, ni tanto ni tan poco! De hecho no es para tanto. De todas formas la buena noticia es que de hecho al fin y al cabo, Vicente Fernandez Lago, intimamente como minimo, celebra la grandeza que se avecina, mientras su espíritu se alegra ante la idea de lanzar al mercado del arte contemporáneo universal, a través de un programa de excelente producción artistica, inspiración politica y administración dinámica, la obra suigeneris del suigeneris artista. Un nuevo modelo de operación global llamado Obra Maestra, el cual se puede resumir en cinco palabras... sin ningún contratiempo en absoluto. Producción, organización, acción, revelación, consagra ción. Anunciar a los coleccionistas de arte contemporáneo la buena noticia es ahora mismo el alma y el cuerpo de un espíritu y de un espacio de trabajo de equipo que se va ganando sudandomientras el movimiento se demuestra andando. Los criterios éticos de la relación entre Vicente Fernandez Lago y Antonio Pessoa es como para salir cámara en mano y verlos a enfrentar las más variables oscilaciones de la intemperie. Una alegria grande, inconfundible, una cosa de cine, para todas las edades y para todo el público. Buenos y extraordinarios amigos en la vida surrealista, abstracta y en el aire del arte contemporáneo. Ahora mismo casi toda la gente parece haberse dado cuenta de la buena quínica que se ha producido, por eso el anuncio llega ya envuelto por el carisma al estilo de los conquistadores. ¡ La Imaginación lo es todo!

 

 

//

         
       
Antonio Pessoa - Copyright © 2008 - All Rights Reserved.